Golpe de calor

Síntomas y métodos de actuación ante un golpe de calor

Con motivo de las altas temperaturas que sufrimos, hoy en el blog hablaremos sobre el golpe de calor para saber un poco más sobre este problema y cómo actuar ante él.

¿Qué es el golpe de calor?

Un golpe de calor es la elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal, entre 39,4 y 41 ºC. Es una situación que puede producir graves daños al organismo dado que muchos órganos corporales dejan de funcionar correctamente a estas elevadas temperaturas.

La población más vulnerable a este tipo de problema son niños y ancianos, debido a su mayor dificultad de termorregulación con respecto a una persona adulta.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor?

Entre los síntomas más importantes de un golpe de calor tenemos los siguientes: mareo, confusión, sudoración excesiva al principio con posterior sequedad de la piel, enrojecimiento cutáneo, fiebre con temperatura corporal que puede llegar hasta los 41ºC, desorientación, comportamiento no adecuado, aceleración del ritmo cardiaco con latido débil, dolor de cabeza, inconsciencia, e incluso coma.

Causas de un golpe de calor

Entre las causas fundamentales de una insolación tenemos:

  • El exceso de calor, especialmente cuando hay también alta humedad
  • Poca hidratación. Para sudar abundantemente necesitamos tener el cuerpo suficientemente hidratado.
  • Presencia de enfermedades como diarrea, vómitos, diabetes no controlada, etc
  • Esfuerzo excesivo en trabajadores o deportistas que se someten a fuertes esfuerzos en días altamente calurosos
  • Ingesta de alcohol, cafeína, medicamentos que aceleran el metabolismo del organismo, elevando la temperatura corporal. Al alcohol también se le añade un efecto deshidratante por la supresión de la ADH (hormona antidiurética).
  • Aparición repentina de calor elevado: el organismo necesita unos días para acostumbrarse al aumento de la temperatura.

¿Cómo actuar si nos encontramos ante uno?

  1. Poner a la persona tumbada a la sombra, ya que si continuara al sol, la temperatura corporal no descendería o incluso aumentaría más.
  2. Elevar los pies por encima del nivel del corazón.
  3. Llamar al servicio de emergencias
  4. Mientras tanto, desvestir o aflojar la ropa a la persona afectada e intentar disminuir temperatura mediante la aplicación de paños mojas, o hielo en axilas/ingles.
  5. Con temperaturas superiores a 40º, bañar a la persona con agua fría hasta llegar a los 38ºC, momento en el que se debe parar por peligro de provocar hipotermias.
  6. Controlar de vez en cuando la temperatura, y si vuelve a subir, aplicar más frío.

¿Cómo evitarlo?

Para evitar un golpe de calor y sus consecuencias tendríamos que tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Beber mucho líquido durante el día, incluso sin tener sensación de sed.
  • Evitar hacer ejercicio en horas de pleno calor. Se recomienda hacerlo temprano por la mañana o a altas hora de la tarde
  • Vestir con ropa ligera y fresca, protegiendo adecuadamente la cabeza
  • Comer comidas ligeras (intentar evitar comidas muy grasas y/o calientes), y no beber alcohol.
  • Dejar de trabajar durante unos minutos si nos encontramos al sol y refrescarse por un rato a la sombra
  • Aclimatarse gradualmente al calor.